la Diputación

La Diputación instalará desfibriladores en seis de sus edificios principales

15 · 9 · 2017

El Teatro Juan Bravo, el Palacio Provincial, el Palacio de Las Monas -sede de los servicios de recaudación-, la residencia Juan Pablo II de Segovia, el parque de Maquinaria y los talleres de Arquitectura de la carretera de Palazueloscontarán en breve en sus dependencias con sendos desfibriladores para actuar en caso emergencias cardiorrespiratorias, a los que la Diputación ha destinado 10.815 euros.

La Diputación instalará desfibriladores en seis de sus edificios principales

El área de Administración y Personal de la Institución provincial, que dirige el diputado José Luis Sanz Merino, ha tramitado el proceso para contratar por procedimiento abierto y la oferta económica más ventajosa el suministro de los seis aparatos, que ha culminado esta semana con la propuesta de adjudicación a la empresa Esforen Formación de Emergencia. La oferta de esta firma también incluye el mantenimiento de este instrumental.

Los equipos que suministrará la empresa pesan 1,5 kg; se recargan en menos de 8 segundos; están preparados para la desfibrilación en adultos y pediátrica con electrodos específicos para lactantes y niños; pueden transmitir de forma inalámbrica datos de sucesos a un smartphone o PC; tienen autonomía para un mínimo de 200 descargas; recogen un sistema de ayuda al usuario para hacer la reanimación cardiopulmonar por mensajes de voz y cumplen con los requisitos mínimos de seguridad en la utilización en desfibriladores automáticos fuera del ámbito sanitario.

La desfibrilación se basa en la aplicación brusca y breve de una corriente eléctrica de alto voltaje para detener y revertir las arritmias cardiacas rápidas; situaciones en las que el número de latidos cardiacos aumenta en exceso o se produce una actividad eléctrica desorganizada, debido a que alguna zona o foco del corazón 'dispara' impulsos de forma descontrolada, que no son efectivos o producen una inestabilidad hemodinámica (deterioro de los signos vitales) que pueden llevar a una persona a una parada cardiaca. El choque eléctrico detiene la arritmia, lo que permite identificar y solucionar las causas que la produjeron.